NIÑ@S
Nenes enfadados

Creemos que un planteamiento optimista de la maternidad y la paternidad es la mejor forma de conseguir que tus hijos reciban tanto el afecto como la orientación necesaria. Una parte muy importante de nuestra labor consiste en enseñar a mejorar las técnicas de comunicación familiar. Aprender a escuchar es fundamental, los más pequeños buscan inspiración en sus padres y estos deben responsabilizarse de sus acciones.

El análisis de la dinámica familiar en su conjunto permite detectar las razones por las que l@s niñ@s, desesperados por llamar la atención, prueban todo tipo de comportamientos con el único objetivo de que les hagan caso. Una vez que se conoce qué es lo que provoca ese comportamiento, el problema está medio resuelto.

SUEÑO

Los trastornos del sueño afectan a muchas familias hoy en día, siendo uno de los motivos principales que llevan a los padres a buscar ayuda y asesoramiento profesional. Y es que los trastornos del sueño en los niños suelen derivar en un aumento de los conflictos, peleas, rabietas e incluso en un descenso de su rendimiento académico.

Unos correctos hábitos de sueño son imprescindibles para la salud y el bienestar infantil y adulto. Somos conscientes de lo complicado que puede pareceros meter a los niños en la cama y conseguir que se queden acostados, y es por esto que queremos ayudaros a establecer una serie de rutinas del sueño con el fin de que recuperéis el bienestar y el descanso de toda la unidad familiar.

shutterstock_158838278
ALIMENTACIÓN
9950645_m

Las comidas son una de las piedras angulares de cualquier dinámica familiar. Sin embargo, en muchas familias las comidas son de todo menos algo tranquilo y relajado. Son una especie de campo de batalla en el que los objetivos son que los niños no se levanten de la mesa, no chillen, no pongan la tele, se coman todo lo del plato, no jueguen con la comida y el resultado es frustración, gritos, disgustos y preocupaciones.

Para nosotros, la comida no consiste únicamente en que los niños ingieran los alimentos necesarios en el momento oportuno, es mucho más que eso, es el momento del día en el que todos nos sentamos juntos, disfrutamos de la compañía y hablamos de gustos, intereses, aficiones, preocupaciones… en definitiva, de nuestro día a día.

HIGIENE

Los hábitos de orden e higiene, como cualquier otro tipo de hábito, no se consiguen de un día para otro, son consecuencia de una repetición organizada y programada.

Los niños y niñas deben aprender desde pequeños los hábitos básicos de higiene, pues además de evitar el contagio de enfermedades, les ayuda en su proceso de inserción social entre sus iguales.

Lo ideal es comenzar lo más temprano posible. Una de las formas de la enseñanza de hábitos es irle describiéndole al niño o niña según su nivel de desarrollo todos los beneficios que les aporta el aseo diario, como por ejemplo el bienestar al sentirse limpio, oler y verse bien. Para que todo esto no se convierta en un suplicio es importantísimo que se haga con buen humor, en forma distendida y relajada, lo que hará que el pequeño disfrute de estos momentos.

808563_m
ESTUDIOS
gal12actividades

El fracaso escolar o el bajo rendimiento académico no son un rasgo definitorio de la personalidad de un niño o un joven, es un indicador de que algo va mal y debemos averiguar qué es y solucionarlo.

Detrás de niños y adolescentes que suspenden sistemáticamente y que tienen fobia al colegio o que no atienden absolutamente nada en clase, se suelen esconder factores de muy diversa índole: Falta de hábitos de estudio, normas incoherentes o carencia de éstas, ambientes familiares conflictivos, problemas de sueño…

Cuanto antes detectemos el problema, antes detendremos la frustración, la angustia, la rabia y la desmotivación que le supone a cualquiera no sentirse válido o capaz.

Hay un hecho más que demostrado: El aprendizaje siempre se ve favorecido cuando el niño/adolescente se implica en él de forma activa.

Es imprescindible enseñar al niño/ adolescente un método eficaz que aplicado sistemáticamente le permita comprobar por él mismo que es capaz de hacerlo y vencer su baja autoestima.